Hoy he empezado a trabajar en la presentación Objects and Traces in Space: An Approach to Locative Media Projects, que presentaré en el congreso anual del CRESC, que este año tiene como lema “Objects- What Matter? Technology, Value and Social Change”. 

Como el título indica, la idea es continuar con mi investigación “por entregas” sobre locative media (ver posts con esta etiqueta), en este caso, focalizando el tema en la objetualidad de algunos proyectos artísticos de locative media, y en el rastro y el contexto que dichos objetos generan. Para ello, he elegido algunos casos de estudio como el proyecto “Bio mapping” de Christian Nold. Intentando recuperar información en su web, he encontrado con grata sorpresa la publicación del libro “Emotional Cartograhy”, que recoge algunas de las experiencias en proyectos de localización que se basan en la recogida de datos personales y biológicos relativos a la experiencia de transitar por determinados espacios. Estos datos finalmente aparecen representados determinando cartografías emocionales.

Tal y como se define en la web:

“Emotional Cartography is a collection of essays from artists, designers, psychogeographers, cultural researchers, futurologists and neuroscientists, brought together by Christian Nold, to explore the political, social and cultural implications of visualising intimate biometric data and emotional experiences using technology”.

Sugiere el encaje de la construcción de la identidad en torno al espacio y viceversa, juntando, por tanto, dos temas que me han venido ocupando en los últimos años. Sin embargo, pensando en la comunicación que he de preparar, me ha hecho pensar en dónde está la objetualidad cuando se trata del propio cuerpo que emite una serie de datos biológicos que se transforman en una representación espacial. Cuál es el objeto? el cuerpo o el espacio? y el contexto?

En esta reflexión, no puedo dejar de recordar las clases de performace art, en la Facultad de Bellas Artes de Valencia del profesor y artista multidisciplinar  Bartolomé Ferrando, cuando nos explicaba los tres principios y dimensiones creativas de la performance: tiempo, espacio y lo que él definía como la “disolución del sujeto” (que por cierto, era la parte más dificil de conseguir). Por suerte, lo he podido encontrar en su web:

(…) tanto la idea, el tiempo y el espacio escogidos , como el alejamiento de la sintaxis representativa, deberán de ir articuladas al cuerpo del performer; a ese cuerpo que se exige inserto en la acción, dispuesto a notarse, a percibirse y a mostrarse como un objeto más; como un objeto entre objetos; como sujeto cero, que se ha anulado a sí mismo de su voluntad de intervenir, de decir, de actuar, de mostrarse manipulador de su propia intervención. Es ese cuerpo neutro, objetualizado, lo que queremos y entendemos posibilita la transmisión de energía, el contagio del otro, lejos ya de cualquier voluntad de transmisión de códigos, de leyes, o de modos de ver. Hablamos así de una habla sin orden, densa y a su vez pletórica de decir. Pero de un decir que no dice nada concreto, sino que más bien grita una amalgama de voces, desnudas de sentido pero que, como ya hemos dicho, son capaces de generar sentido.

Si entendemos todos estos proyectos recogidos en el libro “emotional cartography” como performances más o menos estructuradas y atribuidas con elementos tecnológicos , el cuerpo de aquel que lo ejecuta se convierte en objeto. Por ejemplo, en el caso del proyecto Bio Mapping, activo desde 2004, el rastro lo deja el cuerpo sobre el mapa de su recorrido de la siguiente manera:

The Bio Mapping tool allows the wearer to record their Galvanic Skin Response (GSR), which is a simple indicator of emotional arousal in conjunction with their geographical location. This can be used to plot a map that highlights point of high and low arousal. By sharing this data we can construct maps that visualise where we as a community feel stressed and excited.zoe

por lo tanto, diríamos que el cuerpo, en tanto que objeto, genera un contexto que sería la propia representación espacial de dichas emociones. Este puede ser un principio de desarrollo del estudio. Ahora cabrá ponerlos en relación con otros estudios de caso. Pero eso será otro post.